Índice de contenidos

Josep Rosselló i Oltra es un referente el la agricultura de la valenciana y española. Hasta hace pocos meses de su jubilación trabajó en la Dirección General de Desarrollo Rural de la Estación Experimental Agrícola de Carcaixent (Valencia) y fue jefe de sección del Servicio de Producción Ecológica, Innovación y Tecnología. Ha escrito varios libros y colaborado en multitud de publicaciones, tiene un espacio web muy interesante El huerto de Rosselló. Es miembro fundador de la asociación «Llavors d’ací»  que trabajan en la investigación, la conservación, la promoción y la recopilación de toda la información relacionada con las variedades agrícolas tradicionales de la Comunidad Valenciana.

El antecedente de los Consejos Agrarios son las Cámaras Agrarias que quedaron derogadas en la década de los 90 ¿que diferencia ves tú en la gestión y en el resultado final?

Las Cámaras Agrarias son antecedentes de los consejos agrarios en el sentido temporal, ya que estaban antes de la aparición de estos, pero su estructura y funciones eran diferentes. Las cámaras dependían de la administración central, a través del Ministerio de Agricultura, y sus funciones eran servir de canal de contacto entre el agricultor y la administración, en temas como seguridad social, campañas oficiales, etc…tras su disolución sus competencias pasaron a otras administraciones o a las asociaciones profesionales agrarias. Los Consejos Agrarios locales dependen de la administración local y sus funciones se ciñen a las competencias del ayuntamiento en materias agrarias, además tiene un carácter de organismo consultivo por lo que no hay compromiso real de la corporación municipal para llevar a cabo sus propuestas.

 

Los Consejos Agrarios son  consejos consultivos de los ayuntamientos que en muchas poblaciones no están bien dirigidos y terminan por no convocarse ¿porqué crees que ocurre esto?

Cómo estos organismos no son obligatorios y las competencias de los ayuntamientos en agricultura son muy limitadas, muchas corporaciones no los constituyen o lo hacen en función del tipo de agricultura local, intentando que sea representativo del sector agrario local, por eso existen diversos tipos de consejos agrarios locales y su actividad depende de quien dinamice las reuniones. También es muy importante si existen criterios u objetivos marcados, eso ayudará a que las discusiones sean ágiles y que no acaben en temas intrascendentes. En cuanto a las convocatorias, normalmente se deciden en el consejo, pero si no hay avances se puede perder el interés en asistir a los mismos.

 

La ADR Buscatierras estamos promocionando los Consejos Agrarios porque son una figura esencial para el trabajo de alianzas sectoriales que beneficien el sector agroalimentario local ¿Cómo enfocarías esto para concienciar a los ayuntamientos?

Si el sector agrario local está debilitado y no tienen la fuerza que tenía en el pasado, las causas pueden ser varias, pero la más frecuente es que el modelo de empresa familiar agraria esté en crisis, ya que en los nuevos modelos de producción y distribución de alimentos, la agroindústria y la gran distribución marcan las pautas, quedando fuera las características de los modelos locales de producción de alimentos. Pero esto no significa que estos modelos locales no tengan validez, incluso si los analizamos desde el punto de vista de la sostenibilidad y la economía circular, son más eficientes y necesarios que los modelos industriales.

Por eso a los ayuntamientos les puede interesar mantener la economía local,  con puestos de trabajo locales y alimentar con productos de alta calidad y de proximidad a sus vecinos, con implicaciones directas en la calidad del medio ambiente local, de ahí la intervención municipal en este sector, dinamizando los procesos que se den en el sentido de la agroecología y la agroalimentación.

Los últimos informes  de población activa del Ministerio de Agricultura dicen que en 10 años el 60% de los agricultores se habrán jubilado, y que la media de agricultores de menos de 40 años no supera el 10%, es un dato muy preocupante… si tu gobernaras ¿que harías para darle la vuelta a esto? ¿Cómo motivarías a las nuevas generaciones para que se dedicaran a la agricultura y la ganadería?

El panorama futuro no es alentador de ninguna manera, el problema se viene arrastrando desde hace tiempo sin tomar medidas oportunas, si dejamos que evolucione así, sin intervenir con otros criterios que no sean solo los economicistas, nos podemos encontrar con un modelo futuro que no nos guste.

No se trata de que una persona tome todas las decisiones para cambiarla situación, ni siquiera como ejercicio teórico, se trata de que la comunidad se dé cuenta de que nos estamos jugando con la evolución del modelo de producción de alimentos, si desaparecen las agriculturas locales, familiares y alternativas se perderá un valor de gran importancia, las grandes corporaciones decidirán sobre nuestra alimentación, sino lo hacen ya.

Es necesario que los consumidores se den cuenta de la importancia estratégica de las agriculturas locales para su alimentación y para preservar el medio ambiente de proximidad, que se fomente el consumo local y que se valorice la importancia de la profesión de agricultor, que es, nada más y nada menos , que el responsable de llevar alimentos sanos a nuestras mesas.

Esta profesión ha de ser vista como digna, ha de estar bien remunerada y así tendremos seguridad en nuestra alimentación. Es necesaria la complicidad de los consumidores, que somos todos los ciudadanos, para mantener un sector tan importante trabajando para nuestra salud y bienestar.