El 27 de diciembre fue la presentación del Banco de Tierras de Pego (Alicante) en la Casa de Cultura con las medidas de seguridad COVID 19 vigentes. Coincidió con la convocatoria del Consejo Agrario Municipal.

Enrique Moll, alcalde presentó el acto. El director técnico de la ADR Buscatierras Joan Carles Caldentey presentará el proyecto y el funcionamiento del Banco de Tierras. Por su parte Javier Puig Ochoa, Investigador de la UPV de Sanidad y Producción Vegetal, explicó  las conclusiones del estudio territorial de Pego. Contamos con Pepe Pastor, presidente de COOPEGO, que nos explicó el funcionamiento del  proyecto de Territorio Global, Biodiversidad y Nueva Agricultura.

El municipio cuenta con  2500 parcelas agrarias abandonadas con una superficie cercana a las 735 hectáreas. 

El municipio de Pego cuenta con un total de 2482,85 hectáreas de suelo agrícola, que representa el 47% de la superficie total del municipio. De esta superficie, el 70,41% está cultivada o parcialmente cultivada, sumando un total de 1748,10 ha. El terreno agrícola abandonado solo representa un tercio de la superficie agrícola cultivable, con un total de 734 ha.

De especial atención es la representación de la superficie media por parcela, que muestra unas cifras muy inferiores respecto a la superficie de cultivo, con una extensión de 0,35 ha para parcelas cultivadas hasta 0,30 para las parcialmente cultivadas o abandonadas. Esta representación se da en la mayoría de los polígonos catastrales analizados, lo que denota una fuerte atomización de la superficie de cultivo, dividiéndose así en múltiples parcelas.

Así, se puede observar  que las parcelas que se presentan como cultivadas alcanzan las 4222 propiedades, y las abandonadas 2600. Pese a que la superficie de cultivo abandonada es tres veces inferior a la superficie cultivada o parcialmente cultivada, el alto número de parcelas abandonadas denota una baja rentabilidad de la actividad agrícola en el municipio, sobre todo de las parcelas de menor extensión.

Otro de los aspectos clave para estudiar la distribución parcelaria del municipio de Pego es la superficie ocupada por los territorios de marjal ligados al cultivo extensivo de herbáceos, como es el arroz. Así, entre los polígonos 5 y 8, las parcelas de cultivo observadas se componen en realidad, de decenas de pequeñas parcelas catastrales. El polígono 18, además de mostrar este aspecto en alguna de sus partes, también está compuesto por pequeñas parcelas de cultivo de cítricos que se alternan con acequias y canales del marjal. De entre estos, el que presenta menor tasa de abandono es la zona denominada “Marjal”, que con 687,26 Ha de superficie, de las cuales 572,69 son suelo cultivable, solo el 13% de las parcelas presenta un estado de abandono mientras que el 46% están totalmente cultivadas. El resto de zonas, pese a presentar estados de abandono más elevados, entre el 25 y el 31% de las parcelas, también muestran valores elevados de parcelas cultivadas.

Cabe destacar que el municipio de Pego muestra una elevada micro parcelación del terreno agrícola, con superficies de parcelas menores a la media hectárea en la mayoría de los casos, de las cuales la mayoría de ellas están cultivadas o semicultivadas. A excepción de la vertiente más oriental del municipio, lindando con la marjal, donde se encuentran más parcelas en estado de abandono, el resto del municipio muestra una distribución muy heterogénea del uso de las parcelas, intercalando parcelas abandonadas y cultivadas por todo el territorio.

La elevada concentración de parcelas agrícolas abandonadas alrededor de parcelas agrícolas en activo hace que esta zona cobre un mayor interés a la hora de desarrollar nuevas estrategias de recuperación de parcelas agrícolas dada su localización estratégica y la proximidad de las parcelas entre ellas.

El Banco de Tierras es un servicio gratuito  del Ayuntamiento para propietarios y demandantes de tierras

El Banco de Tierras es un servicio gratuito  del Ayuntamiento de Pego a los propietarios de tierras de cultivo, que por diferentes circunstancias no pueden cultivarlas, y a los demandantes de tierras. Es una herramienta útil para facilitar el relevo generacional en el campo. Para inscribir o demandar tierras y colaborar con el Banco de Tierras puedes hacerlo en con formularios habilitados en web del ayuntamiento.. Rellena lo que necesites y  se pondrán en contacto contigo  para  analizar tu opción, informarte y planificar reuniones con otros usuarios para facilitar  acuerdos.  También podrás pedir cita previa por whatsapp.

La puesta en marcha de un Banco de Tierras aumenta las oportunidades de trabajo y negocio relacionados con el sector agrario. Si además se tiene en cuenta que trabajar la tierra supone gestionar el territorio, fijar población y luchar contra el cambio climático, entonces se puede considerar que es una necesaria iniciativa.